Categorías
Juegos

Civilization: Beyond Earth (PC)

Hace tiempo que probé lo que todo el mundo conoce como el sucesor sentimental de Alpha Centauri, juego de estrategia por turnos que diseñó Sid Meier en 1999. Civilization: Beyond Earth (de ahora en adelante solamente Beyond Earth) apareció en el mercado en 2014 y la primera reacción fue de rechazo, pensaba que era un calco de Civilization V pero no, tiene diferencias que en un comienzo se me hicieron tediosas de aprender para el poco tiempo que disponía, hasta que tuve uno de esos “sábados sin nada que hacer” y bueno… Todo eso sumado que en Steam ya viene tumbadísimo de precio con la expansión Rising Tide y el pack Exoplanets Map Pack.

Aunque el nombre de Sid Meier aparece por todas partes los diseñadores de esta obra han sido Will Miller y David McDonough quienes han trabajado en la saga X-COM. McDonough esta claro que su obra siempre sera objeto de comparación con Alpha Centauri pero admite que en efecto, Beyond Earth poco o nada tiene que ver con este, asi que olvidaros de ese recurrente tema de compararlos.

La primera impresión visual es que estamos ante un Civilization V con un theme diferente pero al empezar a jugarlo comenzamos a notar las sutiles grandes diferencias, como los personajes que representan cada facción (carentes de cualquier carisma debo decir; punto menos), la forma en que nuestra colonia se desarrolla científicamente, el desarrollo de nuestras virtudes y el uso de sistemas orbitales que cumplen diversas funciones, el hecho de construir ciudades móviles sobre el agua. Al igual que cualquier juego de la saga Civilization, Beyond Earth carece de modo campaña, cada partida es independiente como todo buen sandbox game y como tal, una vez dominado puedes convertirte en un fan acérrimo.

Aunque utiliza el mismo motor gráfico que Civilization V, se nota que le han añadido algunas mejoras sustanciales como los efectos de enfoque y desenfoque, mejoras en el aspecto del agua y por sobre todo: un lavado de cara gigantesco en la interfaz convirtiéndola en algo no solo digno de ver, sino de usar. El diseño – que también contempla la usabilidad heredada de Civilization V – me parece de lo mejor que he visto en juego de estrategia alguno, nada estorba y todo esta donde debería. Esto provoca que el nivel de exigencia con nuestra tarjeta gráfica sea elevado, en serio, preparate para escuchar el fan cooler a todo pulmón si quieres disfrutarlo al máximo.

Comenzamos nuestro viaje a un planeta distante eligiendo una facción que en líneas generales no representan ningún país sino más bien un conjunto de estos e incluso organizaciones privadas, después seleccionaremos en que se basará nuestra exploración y que llevará nuestra nave al momento de que empieza la colonización; una vez en la superficie tenemos que abrirnos paso, empezar a desarrollarnos en algún sentido y comenzar nuestras relaciones sociales con otras facciones que, como sucede en estos juegos de estrategia, siempre llegará un punto en que el planeta se hace demasiado pequeño para todos.

Lo primero que notaremos es que existe una facción no humana que deambula por todas partes, estos aliens a diferencia de los bárbaros de Civilization V, nos permiten interactuar indirectamente con ellos: podemos ser hostiles, tolerantes o utilizarlos para sacarles provecho, nuestra colonia también tiene que saber adaptarse en un entorno que a todas luces es hostil, existen grandes cantidades de territorio ocupado por un gas tóxico que solo es respirable por estos seres.

Uno de los apartados que más me gusta es la banda sonora, en Civilization V es toda una experiencia pero Beyond Earth, en mi humilde opinión, esta mucho más trabajada; me resulta especialmente cómodo digerir auditivamente cada pista y cada efecto especial, sobre todo al momento de tomar decisiones, es bastante difícil sacarse de la cabeza las melodías y en serio, Beyond Earth no hubiese sido el mismo juego con otro soundtrack.

Beyond Earth tiene detalles interesantes, detalles de jugabilidad dentro de su género, en una partida decidí no atacar a la raza nativa alien y al momento de entrar en un conflicto contra otra facción ¡los aliens me apoyaron! existirán otras facciones que le molestarán tus decisiones, en este caso algunos “me felicitaron” por “conservar la fauna alienígena” mientras que otros te critican por no hacer lo suficiente por sacarlos del juego y tener más espacio por donde crecer. Personalmente creo eso de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, asi que, al menos en esa partida, la táctica funcionó.

A pesar de lo confuso que puede resultar tras las primeras horas de juego, sucede como muchos títulos que después de algún tiempo le podemos agarrar el gusto y aunque no tiene el carisma de ningún Civilization al no estar basado en hechos históricos sino en un hipotético futuro, este Beyond Earth es algo así como ver un pedazo de Interstellar en nuestra PC.

Will Miller y David McDonough

Darle una probada, aunque pueda parecer un mod “rarito” de Civilization V, los pequeños detalles harán de este título un producto con personalidad propia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *