Categorías
Juegos

Sonic Wings (SNES)

Conocido en América como Aero Fighters, Sonic Wings es una conversión a la 16 bits de Nintendo de un exitoso Arcade nipón: un espectacular shoot’em up vertical homónimo aparecido en 1992 de la mano de Video System. Además de esta adaptación, la saga vio luz para el Neo-Geo y las inolvidables 32 bits: Saturn y PlayStation, para Nintendo 64 apareció un título llamado Aerofighters Assault en 1997 que llevaba las tres dimensiones a la saga pero sin el éxito de antaño obteniendo calificaciones bastante bajas en la prensa de aquellos días.

Hay muy pocas cosas que reprocharle a este juego, podríamos destacar la dificultad y la corta duración, pero es una conversión, por todo lo demás es una delicia de shoot’em up y debo comenzar por lo que más me ha gustado: las partituras de Naoki Itamura que acompañan cada uno de los niveles, las músicas dotan de personalidad, fuerza y emoción a la obra de Video System, desde la pantalla de selección de personaje hasta las músicas de los jefes finales son dignas de recordar, el chip sonoro de Super Nintendo/Super Famicon ha sido brutalmente aprovechado en esta ocasión. Itamura, es responsable del trabajo musical de muchas obras de Video System como Pipe Dream, Hyper V-Ball y la saga F-1 Grand Prix.

El diseño de escenarios y unidades también esta a la altura, la amplia paleta de colores nos hace recordar todas esas pequeñas cosas que no puede hacer Genesis/Mega Drive: colorido y fluidez en los escenarios, planos de scroll que incluso ahora pueden sacarnos una sonrisa, enemigos de gran tamaño (mención especial a los monstruosos jefes finales que se van destruyendo por etapas), efectos de rotación  y escala, todo sumado a su excelente jugabilidad y su capacidad de jugar a dobles me hace pensar que es un excelente producto para disfrutar con los colegas, debo confesar que es extremadamente divertido jugar a dobles si el emulador soporta juego en red (como solía hacer con Kaillera). Salvo contadas excepciones, en Genesis/Mega Drive hay muy pocos juegos que se le acerquen a la obra de Video System a nivel técnico.

A diferencia de otros shoot’em ups, Sonic Wings nos permite seleccionar entre varios personajes *súper carismáticos* de diferentes nacionalidades dependiendo si somos el primer o el segundo jugador, asi pues tenemos a Blaster Keaton y Keith Bishop de Estados Unidos, Lord River N. White y Viliam Syd Pride de Reino Unido, Hi-En y Mao-Mao de Japón y Kohful The Viking y Tee Bee-10 de Suecia, cada uno con su caza respectivo, desde F/A-18 Hornet hasta un Saab Gripen JAS 39 pasando por clásicos como el F-14 Tomcat, Panavia Tornado IDS y el polivalente F-15 Eagle, todos con sus sistema de bombas, power ups y finales distintos lo que aumenta su rejugabilidad.

El cast de Estados Unidos de América y Japón
Y el de Suecia y Reino Unido

Y como todo juego programado en los noventa, Sonic Wings presume de sencillez y acción directa, sumado a su condición de conversión Arcade lo convierte en una joya para todo fan de la consola de Nintendo, lástima que conversiones posteriores fueron exclusivas para Neo-Geo, una consola históricamente poco accesible para el común de los mortales, no solo eso, se produjeron muy pocas copias de Sonic Wings para Super Nintendo/Super Famicom, lo que lo convierte en un cartucho raro y muy valorado hoy por hoy.

Sonic Wings fue la excusa perfecta para que algunos empleados de Video System fundaran la conocida Psikyo, la que dio vida auténticas joyas como Gunbird, Strikers 1945, Zero Gunner y Cannon Spike.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *