Categorías
Revistas

SEGA Mania, una revista como las de los noventa

Atrás quedaron los días en que recibíamos noticias mes a mes en papel (en mi caso mi revista favorita llegaba con unos cuatro meses de retraso por ser española) y las horas eternas de aquellas tertulias colegiales comparando versiones de Mortal Kombat. Las revistas impresas son parte intrínseca de la cultura e historia de los videojuegos durante los años ochenta y noventa, informarse y tener revistas era tan importante como comprar juegos y consolas, aunque con lo que gastaba en revistas probablemente podía haberme comprado uno que otro juego extra.

Ahora el panorama ha cambiado mucho, Internet y especialmente las redes sociales dejaron en la mas profunda obsolesencia las publicaciones impresas; ahora obtenemos la información al instante: podemos ver los eventos de las diversas empresas del sector en vivo, seguir portales que nos informan hasta el más pequeño detalle y por sobre todo, los famosos trailers que ya dejan bastante poco a la imaginación.

Pero todo eso no nos impide volver a disfrutar de la sensación de leer prensa especilizada, directo desde Reino Unido nos llega SEGA Mania, una publicación inspirada claramente en los grandes hitos de SEGA durante los años noventa y por sobre todo, posee el espíru de revistas míticas noventeras como SEGA XS y SEGA Power (en español como no: MEGA Sega).

Me hice con la versión digital y no puedo quedar más contento, desde luego la intención no es hablar sobre actualidad SEGA, sino revisitar todos aquellos maravillosos años para aquellos que vivimos la era de los 8 y 16 bits (aún tengo la duda si veremos números hablando de Saturn y Dreamcast) y que veíamos en una revista la principal fuente de información; todo el espíritu esta plasmado.

Eso, un post homenaje a todas esas publicaciones y un espaldarazo a Simon Pike, Sam Forrester y Tim Hugall por llevar adelante esta fantástica idea. Si estas interesado(a), puedes pasarte por acá, yo ya no puedo esperar al siguiente número, que estara enfocada al majestuoso año de 1991.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *